1h 15min
Espatlla amb salsa de pastanaga

¿Tienes que preparar una comida para muchos comensales y no quieres estar demasiado rato pendiente del fuego? Esta paleta de cerdo sin hueso con salsa de zanahorias es ideal como segundo plato en una comida con la familia o amigos. En sólo una hora de horno estará listo, así que ¡atento a las instrucciones!

Dificultad
Media
Lista Ingredientes
  • 1 paleta de cerdo ral sin hueso
  • 2 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 1 vaso de vino blanco
  • Frutos secos al gusto
  • Sal y orégano
  • Ajo
  • Aceite
     
Preparación
  1. Corta a láminas la zanahoria y la cebolla y el ajo a dados pequeños. Una parte de las verduras servirán para rellenar la carne y el resto se usarán para preparar la salsa.
  2. Pon la paleta de cerdo ral en la bandeja de horno donde la cocerás. Abre la carne de manera que tengas espacio para rellenar la pieza con la mitad de la zanahoria, la cebolla, el ajo y los frutos secos. Si ves que los ingredientes sobresalen por los lados, puedes ayudarte de un cordón para mantener la pieza de carne cerrada.
  3. Pon alrededor de la pieza el resto de las verduras, conjuntamente con un buen chorro de aceite, el vino blanco, las especias y la sal al gusto.
  4. Pre-calienta el horno a 170º y cuando esté a la temperatura indicada, introduce la bandeja con la carne. Deberá estar al menos 45 minutos dentro del horno.
  5. Una vez esté hecho, sacamos la plata del horno y ponemos todas las verduras y el suco que hay alrededor de la pieza de carne dentro de un recipiente. Con la ayuda de la batidora, convertimos los ingredientes en una salsa fina y reservamos.
  6. Corta la carne a rodajas y sírvelas en los platos. Decora la carne por encima con la salsa de zanahoria que acabas de preparar.

 

Este plato se prepara en poco más de una hora y el resultado es un plato de fiesta, ideal para cualquier tipo de celebración. Además, siempre puedes hacer variaciones con los ingredientes que más te gusten, añadiendo unos frutos secos u otros, probando con más cantidad de cebolla, etc. Atrévete a probar cosas nuevas y sorprende a tus comensales con un plato divertido y de calidad.