Nando Jubany
1h 30min
Filet de porc amb pasta de full i ceps

Para esta receta nos inspiramos en un plato con historia, creado en 1815 por los chefs del duque de Wellington. Con sólo un solomillo de cerdo de calidad y condimentos fáciles de encontrar, conseguirás un plato ideal para ocasiones especiales, elegante y sorprendente. 

Dificultad
Media
Lista Ingredientes
  • 0,8 kg de solomillo de cerdo ral d’Avinyó (2 piezas)
  • 1 lámina de hojaldre (40 x 30 cm)
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 30 g de mostaza Meaux Pommery
  • 100 g de almendra a láminas
  • 1 huevo fresco 
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta negra en grano
  • Pimienta blanca en grano
  • 375 g de cebolla de Figueras pelada
  • 375 g de ceps
  • 125 g de aceite de oliva virgen extra
  • 140 g de queso fresco cremoso de untar 
  • 25 g de mostaza de Dijon picante
  • 35 g de mostaza de Meaux Pommery
     
Preparación

Para los solomillos 

  1. Salpimienta la carne de cerdo ral de Avinyó, píntalos con la mostaza en grano y dóralos en una sartén rápidamente para que queden crudos por dentro.
  2. Estira el hojaldre con la ayuda de un poco de harina y un rodillo. Pínchala con un tenedor para que no suba más de la cuenta.
  3. Envuelve bien el solomillo con le hojaldre y pinta la superficie con un huevo batido. A continuación, cúbrelo con la almendra laminada que habremos remojado con agua y huevo previamente para que no se queme en el horno.
  4. Cuécelo en el horno a 180ºC (con el programa de convección y aire) durante unos 20 minutos, hasta que el hojaldre nos quede bien dorado y el solomillo, al punto.

 

Para el salteado de setas y cebolla

  1. Corta en láminas los ceps y la cebolla. Saltéalos en una sartén antiadherente con aceite de oliva virgen hasta que coja color. Añade sal y pimienta al gusto, y resérvalo.

 

Para la salsa de queso fresco y mostaza

  1. Pon el queso fresco en un bol y mézclalo bien con las dos mostazas.

 

Acabado y presentación

  1. Una vez el solomillo salga del horno, déjalo reposar unos minutos. Raciona a la medida y al gusto de cada uno, vigilando que el hojaldre no se rompa.
  2. Emplata y sírvelo con la salsa de queso y mostaza al lado.