1h
papada de porc amb xucrut de taronja

Amb aquesta recepta, portaràs l’alta cuina a casa teva. Seguint aquests passos, prepararàs un marinat de col per fer el xucrut i un confitat de la papada per coronar-te amb un plat gurmet. Una veritable experiència culinària per tota la família.

Dificultad
Media
Lista Ingredientes
  • 1 papada de cerdo ral
  • 200g de azúcar
  • 200g de sal
  • 25g de pimentón
  • 5 cardamomos
  • Aceite de girasol
  • 1/4 de kg de col
  • 1L de zumo de naranja
  • 100g de azúcar moreno
  • 100ml de vinagre de Jerez
     
Preparación
  1. En un bol, pon el azúcar, la sal, los cardamomos y el pimentón y mézclalo todo bien.
  2. En otro tazón grande, coloca una capa de especias. Coloca la papada encima y pon otra capa de especias por encima. Asegúrate de que la carne esté bien cubierta y déjala 6 horas macerando.
  3. Cuando ha pasado el proceso de maceración, limpia la papada con agua. Notarás la carne mucho más tierna.
  4. En un recipiente profundo, confita la carne con aceite de girasol durante 4 horas. Es importante que la pieza quede bien hundida en el aceite. Si no tienes demasiado tiempo, avanza el proceso metiéndolo en el horno a 145ºC durante una hora, si la pieza no es muy grande.
  5. Una vez confitada, quita la piel y déjala enfriar un rato. Hará que los sabores se estabilicen. A continuación, corta la papada en rodajas gruesas.
  6. Toma una sartén y marca la carne hasta que esté crujiente por fuera y tierno por dentro. No hace falta poner aceite, ya que esta parte del cerdo tiene suficiente grasa. Cuando esté, retírala en un plato.
  7. Para el chucrut, coge una olla y pon el azúcar moreno, 1/2 de zumo de naranja y 50ml de vinagre de Jerez. Redúcelo al fuego unos 5 minutos a partir de que empiece a hervir.
  8. Corta la col en juliana y métela en la olla para que se evapore sin que quede seco del todo. Puedes poner más jugo o vinagre si es necesario.
  9. Cuando el chucrut esté en su punto, coge un plato, haz una capa de col y pon la papada de ral encima.

 

Aunque esta receta requiere un buen rato de elaboración, merece la pena, ya que conseguirás un plato muy sabroso. La papada queda muy tierna y el chucrut le da un contraste fresco y ligero. ¡Haz de un día cualquiera un momento inolvidable con una receta de verdadero chef!