Nando Jubany
2h 30min
panxeta de porc amb puré de coliflor

La siguiente receta da un resultado increíble, es uno de esos platos difíciles de olvidar una vez probado. Lo único que necesitas para disfrutarlo es una panceta de cerdo ral, coliflor y pocos ingredientes más. La dificultad de la elaboración es mínima y no necesitas ningún utensilio de alta cocina. El secreto de este plato está en los detalles, el toque crujen, la carne melosa... ¡Saca tu libro de recetas y apunta todos los pasos!

Dificultad
Media
Lista Ingredientes
  • 1 pieza de panceta de cerdo ral d’Avinyó (más o menos 1 kg)
  • 400 g de sal gruesa
  • Pimienta negra en grano molido
  • 100 g de coliflor (limpia)
  • 60 g de nata líquida (35% M.G.)
  • Sal
  • Pimienta blanca en grano molida
Preparación

Para la panceta asada al horno

  1. Limpia bien la panceta y ponla sobre una bandeja con una base de sal gruesa y con bastante pimienta. Finalmente, tápala con más sal y pimienta.
  2. Resérvalo en la nevera durante 12 horas.
  3. Pasa la panceta por agua para retirar el exceso de sal y colócala en una bandeja de horno sobre papel vegetal, con la piel hacia arriba. Asa la panceta en el horno a 170ºC unas 3 horas aproximadamente, hasta que la corteza quede dura y dorada, y la carne, melosa. Esta temperatura es la de un horno estándar. Tenemos que estar al caso porque cada horno es diferente.

 

Para el puré de coliflor

  1. Limpia la coliflor y hiérvela con agua al punto de sal durante 2 minutos.
  2. Refréscala con agua fría al punto de sal.
  3. Pásala a otro cazo con la nata, sal y pimienta blanca a fuego suave hasta que esté cocida.
  4. Tritúrala por la batidora y rectifica de sal y pimienta, al gusto.

 

Acabado y emplatado

  1. Una vez cocida, saca la panceta del horno y déjala reposar unos minutos.
  2. A continuación, quita la corteza, que será más crujiente, retira el exceso de grasa pegado a la corteza y córtala en rectángulos.
  3. Finalmente, retira el exceso de grasa de la panceta restante y córtala en trozos de unos 3 centímetros de ancho. Será como si nos comiéramos un "roast beef" de ternera, pero en este caso, de cerdo.