45min
Costilla de cerdo ral con salsa de mostaza y miel

De origen medieval, esta receta es muy fácil de hacer y cuenta con un gran sabor característico. El secreto está en cocer las costillas a fuego lento, para evitar que la carne se pase y que el caramelo no se vuelva amargo. Puedes servirlas con ensalada o cortes de manzana, ¡tú escoges el acompañamiento!

Dificultad
Media
Lista Ingredientes
  • 1,5 kg de costillas de cerdo ral d’Avinyó
  • 1/2 copa de vinagre
  • 4 cucharadas de mostaza
  • 6 cucharadas de miel
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Pimienta negra
Preparación
  1. Enharina y salpimienta las costillas. Retíralas en un plato y quítales el exceso de harina.
  2. Pon una sartén grande al fuego con un buen chorro de aceite y añade las costillas.
  3. Cuando estén doradas, pon la miel, la mostaza y el vinagre. Tienes que dejarlas que se frían a fuego lento. Si el color es demasiado oscuro, añade un poco de agua. Vigila que no se quemen, porque entonces el caramelo se volvería amargo. 
  4. Retira las costillas cuando se haya formado una capa espesa y agridulce que las impregne.
  5. Sírvelas en un plato con un poco de salsa. Puedes servirlo con patatas, ensalada o unos trozos de manzana.

 

En un momento tendrás una deliciosa receta que gustará a toda la familia. Cocinar un plato de calidad en poco tiempo y sorprender a los tuyos es posible con esta receta. ¡No hay excusa!