1h 45min
La costella de porc amb panses i pinyons

Pese a que es una receta que tarda un poco en hacerse, te aseguramos que el resultado vale la pena. Con un poco de tiempo y habilidad, tus invitados verán cómo sale el chef que llevas dentro.

Dificultad
Media
Lista Ingredientes
  • 1kg de costilla de cerdo troceada
  • 150ml de caldo vegetal
  • 400gr de llanegas (u otras setas)
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 75ml de vino rancio
  • 75gr de pasas
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 ramita de romero
  • Hojas de menta fresca
  • Pimienta blanca
  • Sal
  • Aceite de oliva
Preparación
  1. Coge una cazuela de guisar y pon un poco de aceite. Salpimienta las costillas troceadas y añádelas a la cazuela. El fuego debe estar bien fuerte para que queden doradas. Una vez estén marcadas, retíralas a un plato.
  2. Mientras, haz un ramo con la menta, el tomillo y el romero. Átalo todo con un cordel de cocina: tendrás un montón de aromas a tu alcance. En la misma cazuela donde has cocido la carne, introduce las hierbas aromáticas, la cebolla y la zanahoria cortada a dados.   
  3. Cuando estén las verduras doradas, añade la carne y el caldo vegetal y déjalo cocer tapado durante 35 minutos. Es muy importante que esté tapado para que los sabores se concentren y la carne no quede seca.
  4. Limpia bien las llanegas para retirar los restos de tierra. Resérvalas en un plato.
  5. En otra paella, añade un chorro de aceite, las pasas y los piñones y cocínalo 2 minutos hasta que los piñones estén dorados. A continuación, añade el vino rancio.
  6. Ahora toca cocinar las llanegas: ponlas en una paella y cocínalas hasta que el suco se evapore. A continuación salpimiéntalo todo y apártarlo en un plato.
  7. ¡Es el momento de mezclarlo todo! Tira en la cazuela donde tienes la carne la mezcla de pasas, piñones y llanegas y déjalo cocer a fuego medio durante unos 10-15 minutos más.
  8. Cuando veas que todos los ingredientes están bien ligados, retira la cazuela del fuego y sirve el guiso en los platos, decorándolos con menta fresca.

 

Como has visto, es una receta tradicional con un toque de sofisticación. La melosidad de las costillas bañadas en salsa con la ternura de las setas es la combinación perfecta que gustará a grandes y pequeños.