CARNS BOHER

Carnes Boher es una charcutería y carnicería de Vilassar de Mar donde, además de encontrar una carne de muy buena calidad, también se puede encontrar una gran variedad de productos delicatessen, así como platos cocinados. Ofrecen una gran variedad de productos elaborados por ellos mismos, como hamburguesas, pinchos adobados, embutidos, pizzas, la curiosa carne para hacer “fajitas” y mucho más. El producto está muy bien expuesto, así que os recomendamos visitarla.

 

¿Cómo y cuando empezasteis en este sector?

Desde el 1969. Ahora somos la segunda generación, empezaron mis padres y en breve cumpliremos los 50 años. La primera tienda estaba en Premià de Mar, al poco tiempo abrieron el Mercado Municipal de Vilassar de Mar, y nos trasladamos aquí.

 

¿Porque abristeis la carnicería/tienda?

Mi padre empezó a trabajar en una carnicería cuando tenía 16 años, en Mataró. Estuvo trabajando un tiempo allá aprendiendo el oficio y cuando vio una oportunidad de negocio, abrió la carnicería a Premià de Mar. En tan solo 5 o 6 años se trasladaron a Vilassar.

 

¿Cuál es vuestra filosofía de empresa y cuales son vuestros valores?

Hacer bien las cosas, no hay más. Somos del parecer que se tiene que tener mucha cura en cuanto a la comida y el trato a las bestias. Somos lo que comemos. También creemos que se tiene que exponer bien el producto en la tienda y tenerlo todo muy limpio y organizado.

 

¿Cómo conocisteis el Ral d'Avinyó?

A través de Carles, el comercial. Yo ya lo conocía, pero fue él que con mucha paciencia, me convenció. No le fue fácil porque cuando tengo una línea de producto no me gusta variarla mucho, para poder ofrecer al cliente los mismos productos. Pero al recibir una buena respuesta de los clientes estamos contentos de haberlo cambiado y haber introducido el cerdo Ral. Encuentran bueno el producto y ahora ya casi sólo tenemos cerdo Ral d'Avinyó.

 

¿Porque lo escogisteis para ofrecer a vuestros clientes?

Por la calidad del producto, que sigue la filosofía de la casa. Garantiza que la gente no se enfade, que paguen justo lo que toca, nada más y nada menos. Nos gusta ofrecer una continuidad, es decir, no variar exageradamente los precios. Los clientes quedan contentos y de hecho, este es nuestro objetivo.

 

¿Qué valoráis del Ral?

Cuando te comes un filete de lomo, tocino o butifarra cruda, notas un punto diferencial. Notas que hay un trabajo muy elaborado detrás que da un buen resultado al mostrador. Y sobre todo que a los clientes les gusta mucho.

 

¿Cómo definiríais la carne de cerdo Ral?

Entra dentro de la filosofía que tenemos d'empresa, hacer las cosas bien. Nos gusta hacer un buen producto. Cuando se compra el pienso por los animales, por ejemplo, se mira primero que sea bueno, el precio es secundario. Ya se ajustará si hace falta con los proveedores.

 

¿Qué productos tenéis de Ral? 

Todo, compramos la canal entera. Tenemos un obrador bajo la tienda donde deshacemos las canales y elaboramos los productos que después vendemos en la tienda.

 

¿Qué de vuestros productos elaboráis con Ral? 

Butifarra blanca y negra. Todos los embutidos como la catalana. El bacon, el pan de higado, pinchos adobados y también productos crudos como la butifarra y salchicha, por ejemplo.

 

¿Para terminar, queréis compartir alguna anécdota?

Carles, el comercial, lo llamo 70 veces. Soy consciente que la gente tiene unos horarios, pero siempre acabo llamndo a las 9 del anochecer, cuando él ya es fuera de horario laboral. A veces está en medio de un partido de fútbol.