la carnicería con Dolors y su hijo

Bona Carn es una carnicería de Sant Cugat. Se encuentra en la Rambla del Celler, dentro de una tienda que se llama Punt Fresc y tiene tres zonas: una frutería, una pescadería y una carnicería. Tienen productos de muy buena calidad, de proximidad y frescos para que los clientes puedan comprar los principales alimentos que consumen en el día a día. Esta la filosofía de Josep Cortés, propietario de la tienda y responsable de la carnicería, junto a su mujer Dolors.

 

¿Cómo y cuando empezasteis en este sector?

En 2014, con pasión e ilusión para elaborar buenos productos.

 

¿Por qué abristeis la carnicería?

Por hobby. Soy de familia carnicera y había llegado a tener 12 carnicerías. En el año 1992 empecé en el sector de la construcción y las vendí todas. Me fue muy bien, pero llegó un momento que me aburría. Como siempre me había dedicado a la carne, volví a empezar.

 

¿Cuál es vuestra filosofía de empresa y cuáles son vuestros valores?

Tengo muy claro que no quiero comida procesada. Es importante para la salud, ya que muchas de las enfermedades que tenemos vienen derivadas de una mala alimentación. Por eso tengo pollos criados en libertad, cerdo Ral d'Avinyó y ternera de raza Angus criada por mí. Elaboramos nuestros productos sin aditivos, gluten ni lactosa porque como decía mi abuelo "seremos lo que comemos".

 

¿Cómo conoció el Ral?

Por casualidad. Vino un representante de Grup Roma y me ofreció el Ral d'Avinyó.

 

¿Por qué lo seleccionasteis para ofrecerlo a vuestros clientes?

Por su calidad, casi no suelta agua. Lo cual quiere decir que no se le han inyectado ningún tipo de hormonas ni anabolizantes. También por la grasa infiltrada, que es la que le da el sabor.

 

¿Cómo definiría la carne de cerdo Ral?

Excelente.

 

¿Qué productos tiene de Ral?

Lomo, chuleta, papada, cuello, morro, careta, panceta y paletilla, con la que elaboramos muchos de nuestros productos, como las hamburguesas que llevan un 20% .

 

¿Cuáles de sus productos elabora con Ral?

Aparte de las hamburguesas, también hacemos croquetas, albóndigas, pinchos y carpaccio de morro de cerdo. Embutidos como espetec, somalla, llonganissa, catalana trufada, butifarras de todos los sabores (queso de cabra, boletus ...), butifarras cocidas, cabeza de jabalí (que lleva lengua, morro y paletilla de Ral, que le da un sabor especial). De vez en cuando, cogemos una paletilla entera, la cortamos y la adobamos. A la gente le encanta.

 

Por último, ¿desea compartir alguna anécdota?

Todo el mundo que lo prueba le gusta, no he tenido quejas. Algunos clientes me dicen que es más graso, pero entonces, les cuento que es porque es un cerdo rústico. En este caso, la grasa es sinónimo de calidad. Entonces no suele haber problema.


 

Josep nos regaló muy amablemente una somaia y debemos decir que estaba buenísima. Aunque la mejor prueba es que su hijo, que estaba en la tienda mientras hacíamos la entrevista, no dejaba de picar. Si desea conocer más la carnicería Bona Carn, puede visitar su tienda.